¿Cómo hacer un censo de población?

por Nicolás Sacco, OLAC

Gran parte de los principios básicos para llevar a cabo censos de población y vivienda, en distintos contextos, se encuentran –afortunadamente– ya ampliamente desarrollados y plasmados en una gran cantidad de publicaciones, que representan un paradigma, reconocido a nivel mundial, sobre cómo llevar a cabo estos procedimientos en los tiempos que corren. El objetivo de este post es doble: por un lado, compilar algunos de estos trabajos en un sólo post, accesible para los usuarios del blog, y por el otro, actualizar la sección de Recursos de OLAC.

Desde que se dio forma al Programa Mundial de Censos de Población y Vivienda, a mediados del siglo XX, la División de Estadística las Naciones Unidas (ONU), se ha encargado de desarrollar una serie de publicaciones, en distintos idiomas, acerca de recomendaciones para llevar a cabo con éxito las operaciones censales.

Una de la más relevante es la serie de Principios y Recomendaciones para los Censos de Población y Vivienda. La primera de esas publicaciones se remonta al año 1949. Luego, y ya de un modo más sistemático, se publicaron otros documentos en 1958, 1969, 1980 y 1990. A partir de esa fecha, se encuentra disponible en idiomas alternativos al inglés la versión de 1998, revisada ya dos veces, en 2008 [versión en español 2010] y 2015 (versión sólo en inglés).

El alcance de las publicaciones de las Naciones Unidas en materia de censos de población y vivienda abarca, entre otras cosas, recomendaciones sobre cuestiones metodológicas tales como métodos de recopilación de datos, geografía censal, uso de mmafalda-liberacion-mujer-09.jpguestras en diversas etapas del censo de población y métodos de procesamiento de datos. En esos manuales se encuentra una completa descripción, recomendaciones y sugerencias de cómo llevar a cabo un censo de población, desde los aspectos operativos más generales hasta la definición de variables y clasificaciones.

Estas publicaciones se complementan con la serie de Manuales y guías de capacitación, donde se plasman recomendaciones relativas a las variables demográficas, la edición de datos censales, gestión, infraestructura geoespacial, la medición de la población económicamente activa, revisión de datos, y encuestas de post-enumeración.

Además de estos y otros documentos ­­–que pueden accederse desde la página web de la División de Estadística de la ONU– los manuales de evaluación de datos censales son particularmente relevantes, en especial, aquellos relativos a los aspectos demográficos. El Instituto de Estadística y Censos de EEUU publicó en 1985 un manual de evaluación y el CELADE cuenta con distintos trabajos sobre estos temas, publicados en 20112014.

Si bien estos manuales juegan un papel de importancia en la planificación de los operativos, su elaboración se ejecuta principalmente en las oficinas de organismos internacionales, aspecto que, en algunas ocasiones, puede quedar desconectado de los avances más recientes en el campo de la medición de las realidades sociales.

Asimismo, estas publicaciones no constituyen las únicas disponibles, ya que cada instituto se maneja con su propia lógica, pero su importancia es significativa en la medida que cualquier definición relativa al operativo censal, se compara, al final de cuentas, con las propuestas de los organismos internacionales.

De hecho, constituye un debate abierto desmembrar el carácter general de estos documentos hacia distintas realidades nacionales y regionales. En foros tales como la RELACSIS, por ejemplo, se discute la posibilidad de regionalizar los manuales relativos a los sistemas de Estadísticas Vitales, ya que las Américas cuentan con particulares condiciones de producción de estos datos, tanto a nivel nacional como sub-nacional.

Es más: la literatura disponible fuera de círculos oficiales, especialmente la académica, es abundante en lo que refiere a la metodología censal. A pesar de que no son “manuales” estos documentos sí tienen incidencia en las decisiones operativas de los censos. Un ejemplo de ello son las propias publicaciones de la ALAP –asociación que cuenta con un red específica sobre este tema [ProDatos]–, o los artículos publicados en distintas revistas científicas [véase por ejemplo este link o esta página].

Más allá de las publicaciones, el oficio de los trabajadores de los institutos, forjados gracias a la experiencia de años de servicio, son un capital invaluable para llevar a cabo estos operativos, poco tangibles en documentos oficiales.

Mediante este link, ya se puede acceder al listado completo de estos documentos desde nuestro blog.

Un pensamiento en “¿Cómo hacer un censo de población?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s