Censos en la era del envejecimiento

B. Piedad Urdinola


América Latina entra en la recta final de la transición demográfica y se prepara así para la nueva era del envejecimiento. Tenemos ya tres países completamente envejecidos en la región: Cuba, Chile y Uruguay. Los más poblados están ya entrando en la fase de bajas tasas de mortalidad y fecundidad, que alcanza a los niveles de reemplazo en la mayor parte de la región y los últimos tres países que recién comienzan la fase avanzada de la transición demográfica son Bolivia, Haití y Guyana. De hecho, las tasas totales de fecundidad ya están por debajo de 3 hijos por mujer en prácticamente todos los países de la región, como lo muestran los datos del Population Reference Bureau – PRB en la Figura 1.

Sigue leyendo

Projections vs Censuses: a brief note on their political impact.

Byron Villacís

Contemporary public administrations seem to surrender to the need to digitize as much as possible1. Nowadays, it appears to be a desirable transformation: less paper, more automation, increased efficiency, and less time spent on paperwork that governments sometimes overwhelm us with. However, this tendency also has unintended consequences with political, economic, and social effects. We need to stop and evaluate all the costs and benefits of digitization and bureaucratic automation. In this post, I briefly exemplify the differences that can appear if we minimize the importance of a logistical operation such as the population census and we fall in the overconfidence of trusting population projections.

Sigue leyendo

Do we need a census in the middle of a pandemic?

Gabriel Borges, OLAC

Censuses have been delayed, interrupted or cancelled in many countries due to the COVID-19 pandemic. Only a few countries conducted them in 2020. The censuses in the United States and in Mexico had already started when those countries were hit by the pandemic, and they made what seemed to be the most sensible decision: continue the census, with a few last-minute adjustments, mainly to protect the health and safety of the National Statistical Offices staff and the public.

Impact on field-based enumeration – Censuses scheduled in year 2020
Source: United Nations Statistical Division (UNSD)

Countries that were planning to conduct their censuses in late 2020 had to cancel or postpone them. Brazil and Ecuador, for instance, postponed their censuses and are now faced with adversities to take them in 2021, both because of the out of control situation of the pandemic, and the difficulties to get the census budged.

Sigue leyendo

La pandemia y los censos de cuatro sistemas estadísticos

Byron Villacís

La pandemia dejó un escenario de incertidumbre para los sistemas estadísticos latinoamericanos; las suertes y destinos se configuran distintas, sus debilitamientos o fortalecimientos han dependido –predeciblemente– de contextos y fuerzas locales. El problema de este escenario es que el arribo de la pandemia no tomó a los sistemas estadísticos en un momento cualquiera, lo hizo justo en el más delicado: en plena ronda censal, cuando los institutos estaban ejecutando o planificando sus censos poblacionales versión 2020. Es por esta razón que, enfatizar en la necesidad de analizar países por separado, se vuelve urgente y necesario. Cito en este corto post una breve interpretación de la situación de cuatro sistemas estadísticos en relación a su censo de población con suertes distintas para resaltar –como argumento central– la exigencia de particularizar análisis antes de entender la realidad latinoamericana como un conjunto promediable y superficialmente comparable.

Sigue leyendo

Libro “Censo 2021: experiencias en América del Sur”

por OLAC

El OLAC participó la semana pasada del lanzamiento del libro “Censo 2021: experiencias en América del Sur”. El texto recoge la experiencia de las conferencias impartidas realizadas en el marco de la campaña ‘Todos pela Censo 2020’, llevada a cabo en Rio de Janeiro durante el año 2019, donde especialistas debatieron acerca de los procesos censales en distintos países de América Latina.

Esta iniciativa surgió de la articulación de empleados del IBGE en respuesta a la drástica reducción del presupuesto del Censo 2020 y el recorte de temas investigados, por parte del Ministerio de Economía de Bolsonaro. El evento fue también parte del ‘Manifiesto Contra el Apagón Estadístico’, que contó con la intervención y apoyo de destacadas figuras de la cultura y la política brasilera.

En los las redes sociales y sitios web de Facebook, YouTube, Twitter e Instagram, se puede seguir la campaña que lleva a cabo el Sindicato de Trabajadores del IBGE (Assibge) – Núcleo Sindical de Av. Chile. El libro también fue presentado en la última reunión de la Asociación Latinoamericana de Población y está disponible para su descarga gratuita en este link.

Los efectos de la pandemia en el censo de población ecuatoriano

Por Byron Villacís 1

La pandemia del COVID-19 causó daños incuestionables en la producción de estadística pública a nivel internacional. En el caso ecuatoriano, la pandemia recrudeció el desmejoramiento que venía padeciendo2, afectando además, a la operación estadística más delicada de todas: el censo de población. En este post argumento que la ejecución del censo de población en Ecuador –de acuerdo al planteamiento vigente– tendrá severos problemas de calidad y cobertura debido a estos impactos. El más importante es el desfase que existirá entre el preconteo poblacional ejecutado en la etapa denominada “precenso” y el desplazamiento y mortalidad de subpoblaciones en plena ejecución de esta etapa.


En términos muy breves –y pensando en una audiencia no especializada– en la actualización cartográfica se reconstruyen los mapas que registran las viviendas en todo el Ecuador3. Usualmente este proceso es complementado con insumos de información geográfica referenciada; sin embargo, en esencia, al censo lo que le sirve son las viviendas actualizadas en un mapa (por esta y por otras razones el censo se denomina censo de población y de vivienda)4. Estos mapas serán posteriormente utilizados para “empadronar” en el día del censo. Adicionalmente, y esto es muy importante entender, los mapas de la actualización cartográfica son parte de los insumos para el diseño del marco muestral de las encuestas a hogares para los próximos 10 años. Es decir, un desfase o sesgo en esta etapa afecta toda una década de producción estadística, no solo censal sino de cada encuesta, pública y privada, que usa como referencia el marco muestral del INEC. Uno de los detalles relevantes de este proceso es que al actualizar la cartografía se realiza un conteo de población, por eso el nombre de “pre-censo”: porque al momento de recorrer el país y actualizar los mapas, al fin y al cabo, se esta ejecutando un censo, pero de una forma más lenta y con otros resguardos metodológicos.

Sigue leyendo

Cinco años de OLAC

Por OLAC

“…No hay pelotudo que no tenga un blog”

Dicho popular
Torta de cumpleaños de Rick & Morty

A mediados del año 2015 tres estudiantes latinoamericanos viviendo en California se juntaron en un pub de Oakland sobre Piedmont Ave. a ver un partido de los Golden State Warriors, en la temporada que los llevaría después de muchos años a ganar el campeonato de la NBA, inaugurando una era histórica de la mano de Stephen Curry. Entre cervezas, triples e intereses de estudio en común se animaron a armar el Observatorio Latinoamericano de Censos de Población (OLAC).

Cato’s Ale House

Coincidían en la idea de que, a pesar de los grandes avances en distintos sistemas de información, su relativa facilidad de acceso y estudios especializados, los censos modernos representan aún hoy en América Latina una herramienta única y poderosa para cuantificar e investigar los fenómenos demográficos, sociales y económicos, que aportan un conocimiento invaluable sobre la estructura y dinámica de población, y las posibilidades de desarrollo de cada región, país, ciudad o barrio.

Yup! Arte callejero en Oakland.

En ese contexto, se trazaron las ideas del Observatorio. Este post, primero y último autorreferencial del grupo, contamos las características más relevantes del proyecto, parte de las estrategias de comunicación empleadas para tener en la mira de forma continua a esta fuente de datos de inigualable riqueza, planteando por último algunos de los proyectos del equipo a futuro.

Aprovechamos también para saludar y agradecer a todas y todos nuestros seguidores por distintos medios, que hacen posible este espacio. Para ustedes, ¡muchísimas gracias!

OLAC en ALAP, Puebla, México, 2018.

Sigue leyendo

IX Congreso de ALAP

Invitamos a lxs seguidores del Observatorio a participar del IX de la Asociación Latinoamericana de Población (ALAP), que será realizado bajo modalidad virtual del 9 al 11 de diciembre de 2020.

En la convocatoria y el sitio web del Congreso se puede acceder a toda la información para participar. El 4 de septiembre vence el plazo final para presentar resúmenes ampliados/ trabajos completos .

El Eje Temático de Fuentes de Datos, Producción y Procesamiento ofrece cinco mesas para presentar temas relativos a censos y producción de datos.

Nos vemos por allá.

OLAC

Segundo Webinar: Infraestructura, condiciones y desafíos de las oficinas de estadística

Con pandemia recrudeciendo la posibilidad de llevar a cabo los censos de población en América Latina, los esfuerzos llevados a cabo por los INEs de la región para organizar la Ronda 2020 se han visto afectados en todas sus dimensiones.

Bajo este contexto organizamos la segunda serie de Webinars sobre Censos y Encuestas No Presenciales. Esta vez tendremos invitados desde el INE de España, del INE de Uruguay y de la FGV de Brasil.

Los invitamos a unirse al webinar via Zoom.
Cuándo: 13 jul 2020 12:00 PM Hora del este (EE. UU. y Canadá)
Tema: Censos y encuestas no presenciales en América Latina – Serie 2: Infraestructura, Condiciones y Desafíos de las Oficinas de Estadística

Inscríbase en la fecha y horario que más le convengan:
https://psu.zoom.us/webinar/register/WN_RX5yis3CTr69qlfpEkEfGA

O un sistema de sala H.323/SIP:
H.323:
162.255.37.11 (US West)
162.255.36.11 (US East)
221.122.88.195 (China)
115.114.131.7 (India Mumbai)
115.114.115.7 (India Hyderabad)
213.19.144.110 (EMEA)
103.122.166.55 (Australia)
209.9.211.110 (Hong Kong SAR)
64.211.144.160 (Brazil)
69.174.57.160 (Canada)
207.226.132.110 (Japan)
ID de la reunión: 932 6646 0785
SIP: 93266460785@zoomcrc.com

Luego de la inscripción, recibirá un correo electrónico de confirmación con información para unirse al seminario web.

———-

Oradores

Gabriela Lottta (Profesora e investigadora en Administración Pública y Gobierno @Fundação Getulio Vargas (FGV))
Doctora en Ciencias Políticas por la USP, maestría y licenciada en administración pública por la FGV. Coordinadora del Centro de Estudios de Burocracia (NEB). Profesor de la Escuela Nacional de Administración Pública, ENAP. Trabajó con asesoramiento, investigación y capacitación para varios gobiernos y organizaciones no gubernamentales.

Federico Segui (Sub-Director General @INE Uruguay)
Analista Programador con postgrados en Sistemas de Información (Universidad de Oxford), Gestión de la Calidad y Análisis de Datos Empresariales. Actualmente es Consultor internacional del BID, Banco Mundial, ONU, OECD. Especialista en uso de registros administrativos con fines estadísticos, calidad de las estadísticas y anonimización de microdatos. Experto en sistemas de ETL, Data Warehouse, Business Analytics y GSBPM. Autor de diversos papers en todos estos temas.

Antonio Argüeso Jiménez (Subdirector General de Estadísticas Sociodemográficas @INE de España)
Licenciado en Ciencias Físicas por la Universidad Complutense de Madrid. Ingresó en el INE mediante oposiciones al Cuerpo Superior de Estadísticos del Estado en 1995. Desde 2009 ocupa la posición actual. Fue el coordinador de los Censos de Población en España en 2011 y coordina el futuro censo de 2021. Es miembro del grupo de Directores de Estadísticas Sociales en Eurostat (oficina estadística de la Unión Europea). Este grupo coordina las estadísticas demográficas y sociales de Europa.

Pandemia, poblaciones indígenas y Censos Nacionales de Población y Vivienda

Por B. Piedad Urdinola

La actual pandemia, declarada como tal el pasado 11 de marzo por la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha expuesto los problemas endémicos de cada país y región. En Latinoamérica no tardó en hacer mella rápidamente en los grupos étnicos más vulnerables y dentro de ellos con más fuerza en las comunidades indígenas. Al conocerse al principio de la epidemia en el Asia sus altos niveles de contagio de persona a persona, algunos pronosticaron que sería el aislamiento geográfico de estas comunidades lo que los protegería del contagio.

Desafortunadamente, es precisamente ese aislamiento en conectividad, acceso a acueducto, alcantarillado, electricidad y su baja capacidad de reacción y de herramientas en prevención y curación de esta y muchas más  enfermedades lo que, por el contrario, los llevó a ser las primeras víctimas masivas en varios países Sur y Meso América.

Si bien se dieron lineamientos desde los gobiernos, organizaciones no gubernamentales, entidades supranacionales y asociaciones de comunidades indígenas para la prevención de la enfermedad; alertas y traducciones a las lenguas nativas y acercamientos desde su conocimiento y visión propia del mundo, bien diferenciada de nuestra cultura occidental, todos estos esfuerzos fueron pocos para detener el atropello que significa esta pandemia y que se traduce en tasas de contagio mucho más altas, con las consecuentes defunciones, y eso que  no se tienen en cuenta en estas cifras la debida corrección por subregistro de casos y defunciones. Tradicionalmente, estas poblaciones sufren de mayores niveles de subregistro en todo el sistema de censos y estadísticas vitales, además por la naturaleza del COVID-19 son necesarias pruebas de laboratorio que confirmen el contagio y, por ende, es fácil suponer que los niveles de subregistro son superiores a los del promedio ante la baja cobertura de facilidades y personal médico en las zonas de residencia habitual de estas comunidades.

Latinoamérica tiene una deuda histórica y endémica con las comunidades indígenas, siempre relegadas a un segundo plano y tratando a sus miembros como “ciudadanos de segunda”, que no es nada más que la falta de integración plena de derechos y beneficios que los Estados deben ofrecer a todos y cada uno de sus ciudadanos, sin contar con problemas sociológicos como la discriminación. Un reflejo de toda esta situación es la medición de las poblaciones indígenas en los Censos Nacionales de Población y Vivienda (CNPV). Para la mayoría de los países de la región solo se promueve activamente su medición en los censos hasta la década de los años 80, no más de tres países comenzaron a identificarlos y tomar mediciones en la ronda de censos de los años 60 o 70 (Chackiel & Peyser, 1994) y, aún en el siglo XXI, los niveles de registro y calidad de tales cifras son bastante deficientes para casi todos los intentos que se han hecho en la mayoría de los países (del Popolo & Schkolnik, 2013).

Si bien no es una tarea sencilla, son muchos y más inminentes los esfuerzos que se requieren para que sean reconocidos en los CNPV a lo largo y ancho de toda la región. No es sólo un tema de logística para elevar los operativos de campo censales y que cubran zonas de baja densidad poblacional, se requiere de una aproximación sociológica y antropológica que nos permita entender mejor cómo se auto reconoce una persona como indígena en las ciudades, las zonas rurales y en sus comunidades. Se requiere, sobre todo, de un intercambio y una aproximación desde las Oficinas Nacionales de Estadísticas (ONE) a la sociedad entera que se niega a reconocer que nuestras raíces son indígenas y que se reflejan como en ningún otro lugar del mundo en el proceso de mestizaje, que nos ha dejado una cultura y genética más enriquecida que la de cualquier otro continente o región del mundo.

A pesar de todas estas debilidades y con todos los errores de medición aquí expuestos, son los CNPV las únicas fuentes de medición para poder afirmar con evidencias objetivas que en donde sea que se encuentren las poblaciones indígenas en América Latina tienen 3, 5 ó 10 veces más probabilidad de ser pobres, con bajo acceso a servicios públicos básicos y a viviendas dignas de calidad, mayores tasas de analfabetismo y baja escolaridad y acceso a servicios de salud. Y, para quienes estudiamos estos temas, ha sido triste y fácilmente pronosticar que cuentan con mayor probabilidad de morir por la pandemia.

Referencias

Chackiel, J., & Peyser, A. (1994). La población indígena en los censos de América Latina. Notas de Población.

Schkolnik, S., & Del Popolo, F. (2013). Pueblos indígenas y afrodescendientes en los censos de población y vivienda de América Latina: avances y desafíos en el derecho a la información. Notas de poblacion.