Are Fertility Differentials Converging in Argentina and Brazil?

by Nicolás Sacco & Gabriel Borges

Using census data from Argentina and Brazil, in this post we summarize trends in fertility differentials by region, education and socio-occupational group in these countries, for the last decades, assessing the hypothesis of convergence. Results show no evidence that fertility consistently converges for all variables analyzed. There are important differences in the trends between the two countries and according to the variables for which the hypothesis is assessed. Sigue leyendo

Dejemos de evadir los censos de derecho II

En la primera parte de este texto había iniciado una discusión sobre las ventajas y desventajas de los censos de derecho y de hecho. Argumenté sobre la necesidad de que la región camine hacia los censos de derecho, sobre todo debido a: (1) la exigencia de contar con información de mejor calidad, (2) la necesidad de atar información censal con el lugar de demanda y ejecución de derechos y, (3) los riesgos logísticos que supone la ejecución de un censo de hecho. En esta segunda parte amplifico esos criterios a través de un ejemplo contemporáneo.

Wilbur Ross, el Secretario de Comercio de los Estados Unidos aprobó la inclusión de una polémica pregunta en el formulario del censo de población que se ejecutará en el 2020:

Fuente: Federal Legislative and Program Uses, 2020 Census,

Traducción: propia del autor

Según Ross, esta pregunta fue solicitada por el Departamento de Justicia de la administración Trump, bajo el argumento de que los resultados permitirían mejorar el ejercicio de la Ley de Derecho al Voto; en particular, la precisión respecto al número de electores por rango de edad. Sin embargo, hace pocos días se reveló que fue el propio Ross quien originalmente incentivó la inclusión de la pregunta.

La iniciativa es polémica por varios motivos. El Bureau de Censos de los Estados Unidos cuenta con investigación argumentando que la inclusión de la pregunta significaría varios riesgos, incluyendo un mayor porcentaje de omisión censal. Esto debido a que desincentivaría no solo la participación de personas que no tienen ciudadanía sino además de personas que, a pesar de tenerla, viven en familias mixtas que incluyen al menos a un miembro que no es ciudadano. El Departamento de Justicia argumenta que eso no debería representar un problema porque son ciudadanos que escogen no participar en el proceso censal y que, además, es demasiado temprano para identificar posibles impactos. Existen otros miedos que son fáciles de predecir: un hipotético mal uso de datos de ‘no ciudadanos’ podría provocar catástrofes en términos de protección de derechos. Adicionalmente, hay intenciones explícitas de “evaluar” las naturalizaciones realizadas en años pasados.

Estamos entonces ante un clásico caso donde una decisión aparentemente tecnocrática puede tener efectos severos no solo sobre la operatividad y eficacia de la ejecución del censo, sino además, sobre la administración y protección de derechos básicos de los habitantes de los EEUU.

Este caso también es particular porque evidencia la capacidad de reacción que tiene el sistema institucional de los EEUU. Apenas se anunció la intención de agregar esta pregunta aparecieron 6 demandas en su contra, reflejando el rechazo de al menos 12 estados, ciudades y movimientos, incluyendo “La Unión del Pueblo Entero”, la “Coalición de Inmigración de Nueva York”, los estados de California, Nueva York y ciudades como San José de California.

Hay que recordar que el censo tiene —sobre todo— implicaciones políticas. Sus resultados se utilizan como criterio para la distribución de billones de dólares en fondos federales, para la reasignación de escaños en el congreso, para el diseño de distritos legislativos y, especialmente, para determinar el número de votos del colegio electoral por estado. Un factor determinante para la elección de presidente de los EEUU.

En la última audiencia en la Corte de Justicia sobre este caso, el abogado del Departamento de Justicia argumentó que la decisión no puede ser modificada en una Corte, y que solo el Congreso podría hacerlo. Quisiera hacer notar aquí dos aspectos político-institucionales: (1) la pregunta fue incluida por la Secretaría de Comercio y se argumenta que el sistema de justicia no puede modificarla; es decir, el gobierno intenta aislar al resto de poderes y controlar el censo, y (2) el Bureau de Censos parece tener una función pasiva precisamente en su rol primordial: ser el líder en la discusión de la relevancia de las preguntas del censo. Pregunto por el momento: ¿qué actores político-institucionales diseñan y discuten las preguntas censales en Latinoamérica? ¿por qué no vemos esa efusividad y reacción[1]? ¿será acaso porque en nuestro caso los derechos están garantizados a ultranza? ¿o mas bien será porque no hay mecanismos de reacción institucional?

En la audiencia del pasado 3 de Julio del 2018 el Juez Jesse Furman ordenó que el gobierno de Trump entregue documentación más completa sobre el pedido y los criterios de inclusión de la pregunta. En tono de queja, mencionó que verificará si este acto interno no se desvió de procedimientos operativos estándar. Los documentos serán verificados en Corte el 23 de Julio. Todo esto, dentro de un contexto adicional: estamos a poquísimos meses de la ejecución de los preparativos para el operativo censal y Trump acaba de nominar a un nuevo jefe para el Bureau de Censos: Steven Dillingham, el ex director de estadísticas judiciales de George H. W. Bush. Es decir, es un proceso judicial que agrega al censo más incertidumbre en medio de otra incertidumbre.

En relación a esta breve historia quisiera que hagamos el ejercicio imaginario de preguntarnos dos cosas:

  1. ¿Qué pasaría si Trump fuese el presidente de un país con censos de hecho?
  2. ¿Qué pasaría si esta iniciativa sucediera en países sin la estructura institucional pro defensa de grupos potencialmente afectados?

El rol del censo va mas allá de contar cuerpos. El rol del censo es contar personas que demandan y ejercen deberes y derechos. El censo de derecho es preferido al censo de hecho en países con sistemas institucionales (y estadísticos) que intentan identificar no solo el número de habitantes sino además los sujetos de derecho en el territorio especifico donde habitan.

Una respuesta a las preguntas mencionadas ­–bajo el contexto migratorio de cada país– apuntaría a la reducción de la cobertura censal: ahuyentaría la colaboración de habitantes sin ciudadanía y de sus familias asociadas. Esto provocaría a su vez la reconfiguración de votantes para las elecciones nacionales y seccionales. Además, modificaría el perfil socio demográfico del país y cambiaría la asignación de recursos económicos. Adicionalmente, se abriría la posibilidad de que los datos de ‘no ciudadanos’ puedan potencialmente ser mal utilizados con fines fascistas de identificación y segregación poblacional. La tensión sobre el instituto de estadística o bureau de censos sería mucho mayor y las agrupaciones sociales dudarían en colaborar no solo con el censo sino con las operaciones estadísticas en general.

¿Por qué esta afectación es más grave cuando hay censos de hecho? Porque la vulnerabilidad a decisiones políticas cortoplacistas es mayor. Un sistema de información de residencia habitual (que va más allá de censo de derecho, pero que empieza por uno de ellos), atada a los registros administrativos, permite descentralizar la información necesaria para la demanda y ejecución de derechos. Este sistema diversifica la posibilidad de que una decisión política afecte a todo el sistema estadístico. En el caso hipotético de que una pregunta así se incluya haría daño al operativo censal; pero, si la información censal proviene de un sistema estructurado en varias fuentes y con operativos de derecho, la información se podría complementar de distintas fuentes y de forma más institucionalizada.

¿Son exagerados estos escenarios? Argumento que no. Hace poco el instituto de estadística de Puerto Rico estuvo a punto de desaparecer, en Italia existen políticos que quieren censar a gitanos para poder expulsarlos y en otras latitudes no sobran intentos de mayor intervención de gobiernos en los sistemas estadísticos. El censo de derecho permitiría constituir un sistema para mejorar la información, institucionalizar el insumo de varias fuentes, descentralizar la tensión del operativo logístico, institucional y temporalmente (toma más tiempo que un censo de hecho, permitiendo ajustar estrategias de comunicación) y ­—sobre todo— entender que la información censal es más que números: es información demográfica atada a una estructura de demanda y ejecución de derechos.

Reconozco así mismo que el censo de derecho tiene riesgos, más aún cuando un país empieza una transición metodológica. Intentar este camino requiere de una capacidad técnica instalada muy grande tanto en personal técnico como en hardware y software. Sin embargo, toda decisión operativa tiene riesgos –si no se empieza a construir algo, no se lo va a terminar nunca. De igual forma entiendo un comentario predecible: ¿por qué si abogo por el censo de derecho Ecuador no dio ese paso en el 2010? La razón es política y la explicaré en la tercera y final parte de este texto.

 

Byron Villacis

Berkeley, Junio 2018

 

[1] Por supuesto, esto tambien varía según la historicidad de cada país respecto al uso politico o técnico que se le da a los censos. Cambios metodológicos tienen distintas reacciones dependiendo de la sensibilidad que genera en la población, más allá de los diseños institucionales.

El Método de las Componentes Demográficas en la Proyección de la Población Colombiana a partir del Censo 1993

Por: Juan de Jesús Sandoval

Como ejercicio del curso de Aplicaciones de Análisis Demográficos (AAD), del Doctorado en Demografía en el CEDEPLAR/UFMG, Brasil, presento aquí una breve descripción de los resultados de proyecciones de población para Colombia, aprovechando que en los próximos meses deben salir los resultados del Censo de la República de Colombia, el cual se efectuó 13 años después del último realizado en 2005.

El objetivo de este documento es presentar una descripción de la población en 2018, para poder compararla con los próximos resultados del Censo del mismo año y realizar las respectivas críticas. Es de aclarar que la población base utilizada fue el censo del 1993. Esta elección, se debió a las dificultades encontradas en el Censo de 2005. El reto fue entonces de cómo a partir de Censo de 1993 (proyectado a 1995), se pudieron obtener proyecciones demográficas para los próximos 30 años y compararlas con los resultados del próximo censo. Sigue leyendo

Censos y mediciones demográficas para poblaciones o áreas pequeñas

por: B. Piedad Urdinola

Los censos, por definición, son la única operación estadística que cubre la totalidad de un territorio nacional. A diferencia de cualquier otra medición tipo encuesta que, gracias a la efectividad de las técnicas de muestreo, no requieren visitar y recolectar información de todos los rincones de un país para inferir información sobre la totalidad. De allí, la importancia de un censo nacional de población que no sólo provee las características socioeconómicas y demográficas para el total nacional, sino que también recopila estos datos para los habitantes de los municipios más apartados o las poblaciones minoritarias, casi siempre olvidadas. Son precisamente estas dos poblaciones las que conocemos en demografía como población en áreas pequeñas. Si bien el término se acota originalmente para áreas geográficas pequeñas, hoy en día también se utiliza para poblaciones pequeñas en tamaño que pueden o no estar distribuidas a lo largo y ancho de un país, por ejemplo quienes hacen parte de una minoría étnica, racial, religiosa o que pueden ser categorizados por cualquier otra razón, como la población desplazada interna a causa de un conflicto. Sigue leyendo

Noticias de Puerto Rico

Nos escribió Alexis R. Santos, Director del Programa de Especialización y Maestría en Demografía Aplicada de la Universidad Estatal de Pennsylvania. Compartimos y reproducimos aquí su opinión acerca de la actual coyuntura en el instituto de estadísticas de Puerto Rico y su posible impacto en la ronda 2020.

Principal agencia de estadísticas en Puerto Rico a punto de desaparecer

Por Alexis R. Santos, Universidad Estatal de Pennsylvania

El Gobierno de Puerto Rico ha hecho todo lo posible para desacreditar el análisis objetivo y minucioso de los datos. Este análisis es posible gracias a que existe el Instituto de Estadísticas de Puerto Rico (Instituto) que hace disponible todas las bases de datos a todo aquel que interese analizarla. El Instituto trabaja para hacer que la gestión sea transparente. Uno de los mejores ejemplos es la creación de una página donde se desglosan todos los gastos de la agencia. Pero, la transparencia y el acceso a los datos está en la mirilla del gobierno de Puerto Rico, de hecho lo ha estado desde hace casi un año. Sigue leyendo

Población y residencia habitual: ¿un problema de los censos?

Mathías Nathan

Una de las funciones principales de los censos de población (tal vez la principal) es la de realizar un recuento de la población total en cada una de las divisiones político-administrativas de un país. Como sabemos, hay dos maneras de llevar adelante este propósito: i) contabilizando a la población presente al momento del censo (de hecho o de facto) o ii) contabilizando a la población que reside habitualmente en el país (de derecho o de jure), esté o no presente en su lugar de residencia durante el operativo censal.

En principio, la clasificación de personas según el criterio de la residencia habitual no parece ser un gran problema. La mayoría de las personas suele pertenecer a un hogar en el que desarrolla su espacio de vida. Sin embargo, existen algunas situaciones en las que la residencia habitual se vuelve difusa y adquiere cierta complejidad. Es el caso de los individuos que habitan en dos o más viviendas, los que están de paso en una vivienda o los que directamente carecen de un espacio físico en dónde vivir. Por ese motivo, los censos de población deben presentar una definición precisa de residencia habitual. Si resultase ambigua o subjetiva, se corre un alto riesgo de no poder contabilizar a la población una sola vez y en el lugar correcto.

En el presente texto se discutirá una de las temáticas centrales de los censos de población, al tiempo que una de las menos abordadas en América Latina: la definición y operacionalización de la residencia habitual.

Sigue leyendo

¿Es relevante incorporar la medición de la mortalidad en los censos de América Latina y el Caribe?

Bernardo L. Queiroz y Nicolás Sacco

CEDEPLAR y OLAC 

Dentro del combo de sugerencias de las Naciones Unidas para los censos de población, se encuentran aquellas propuestas que remiten a la inclusión de la dimensión de mortalidad, tanto infantil como también adulta. En resumidas cuentas, dos argumentos contrapuestos se utilizan en torno a la incorporación, o no, de su medición en las fuentes censales. Por un lado, los que señalan que únicamente deberían emplearse en aquellos países que cuentan con estadísticas vitales de dudosa calidad y/o de poca cobertura; por el otro, en cambio, los que sostienen que su introducción en los censos de población permitiría la ampliación del conocimiento acumulado sobre mortalidad que se deriva de las estadísticas vitales, independientemente de su cobertura y/o calidad, gracias a un mayor número de características socio-económicas relevadas en simultáneo y la amplia cobertura geográfica.

Centrándonos en la medición de la mortalidad para todas las edades en base a datos de registros vitales y censales, el objetivo de este post es ampliar los argumentos, tanto a favor como en contra, de estos puntos de vista, mostrar la experiencia reciente al respecto en América Latina y el Caribe para, por último, proponer recomendaciones en base al análisis realizado, con el foco puesto en la próxima ronda censal. Sigue leyendo

Periodicidad en los Censos de Población y la Demografía en Colombia

por Juan de Jesús Sandoval, PhD Cedeplar

 

Elija cualquier problema en el mundo y puedo garantizarle que hay por lo menos un componente de población en él…La capacitación en demografía formal casi ha desaparecido en un momento en que tantos problemas requieren de la demografía.” James Holland Jones (Stanford University)

Desde la aplicación del último Censo en Colombia en 2005 me he venido preguntando: ¿A qué se debe tanta irregularidad en la periodicidad de la aplicación de los censos en Colombia en los últimos 100 años? ¿Será que este problema afecta la disponibilidad de los datos demográficos y su calidad? ¿Este problema es recurrente en los demás países o sólo ocurre en algunos de ellos?

En la búsqueda de respuestas a esta pregunta, me he encontrado que hay una brecha entre los países más desarrollados y en desarrollo, en cuanto a la periodicidad en la aplicación de los censos, y peor aún, la presencia o no de estudios científicos de población en esos países, distintos a los que hace el Estado. Esto me ha inspirado a realizar un análisis de la periodicidad de los censos en Colombia de los últimos 100 años, en vísperas del Censo 2018, que ocurrirá 13 años después del último. Sigue leyendo

Where Are Our Kids? The Undercount of Children in the Latin American Censuses*

Gabriel Borges, OLAC

Abstract

Population and Housing Censuses are designed to cover the entire population in a country, though under-enumeration is a recurrent problem in most censuses. This is not a random problem and affects peculiarly especial groups such as children. Somehow surprisingly, undercount of children has happened in all sorts of population censuses, regardless census design, cultural and socioeconomic characteristics of the country. Despite the wide-ranging acknowledgement of this issue, little is known about its causes and no effective alternatives have been proposed to addressed it. Furthermore, there is a lack of comprehensive studies that measure the magnitude of this problem for a large number of countries and across time. This study seeks to fill these gaps by estimating the undercount of children for all Latin American censuses since the 1950 round, discussing the possible reasons for such a phenomenon and proposing changes in the training and in the questionnaire design for the next round of census in the region.

A subenumeração de crianças nos censos latino-americanos

Resumo

Censos populacionais são desenhados para cobrir a totalidade da população de um país. Contudo, subenumeração é um problema recorrente nos censos, e afeta mais alguns grupos populacionais específicos, como crianças. A subenumeração tem sido, de certa forma surpreendentemente, um problema que ocorre em diversos censos, independentemente do desenho do censo e de características culturais e socioeconômicas do país onde ele é realizado. Apesar do amplo conhecimento deste problema, pouco se sabe sobre suas causas e nenhuma medida efetiva tem sido adotada para solucioná-lo. Além disso, faltam estudos abrangentes que mensurem sua magnitude para um grande número de países e ao longo do tempo. Este trabalho se propõe a preencher estas lacunas ao estimar a subenumeração de crianças em todos os censos latino-americanos desde a rodada de 1950, discutindo as possíveis causas deste fenômeno e propondo mudanças no treinamento e no desenho do questionário para a próxima rodada de censos na região.

La subenumeración de niños en los censos latino-americanos

Resumen

Los censos de población son diseñados para cubrir a toda la población de un país. Sin embargo, la subenumeración es un problema recurrente en los censos, que afecta más a algunos grupos de población específicos, por ejemplo el de los niños. La subenumeración ha sido, de cierta forma sorprendentemente, un problema que ocurre en diversos censos, independientemente del diseño del censo y de características culturales y socioeconómicas del país donde se lo realiza. A pesar del amplio conocimiento de este problema, poco se sabe sobre sus causas y ninguna medida efectiva ha sido adoptada para solucionarlo. Además, faltan estudios exhaustivos que miden su magnitud para un gran número de países y un largo periodo de tiempo. Este trabajo se propone llenar estos vacíos al estimar la subenumeración de niños en todos los censos latinoamericanos desde la ronda de 1950, discutiendo las posibles causas de este fenómeno y proponiendo cambios en la capacitación y en el diseño del cuestionario para la próxima ronda de censos en la región.

Sigue leyendo

Los censos y los migrantes en el siglo XXI

por B. Piedad Urdinola

Las Américas, en su conjunto, se caracterizan actualmente por tener una amplia movilidad dentro de sí misma y hacia otros continentes, en particular hacia Europa, probablemente por razones colonialistas y la herencia europea que nos acercan más. Las oleadas migratorias de las últimas tres décadas dentro de las Américas se explican en gran parte por razones económicas que, en muchos casos, coinciden con situaciones políticas o sociales que generan migraciones desde el Sur y Meso América hacia Norte América. El interés por estudiar estos patrones generó dos de las propuestas de cruces de información censal más importantes, desde mi punto de vista, en Latino América: Base de Datos de Migración Interna en América Latina y el Caribe – MIALC y la Investigación de la Migración Internacional en Latinoamérica – IMILA. Ambos proyectos, casi quijotescos, surgen de la necesidad de conocer los patrones migratorios al interior de cada país Latinoamericano y la migración entre los países de la región. Las bases explotan las historias de migración reciente y de largo plazo registrada en los censos de los otros países y el propio, pues al contener cada censo la información de lugar de nacimiento y de residencia, estos cruces se hacen posibles a nivel censal, sin depender de muestras (Vignoli, 2004)[1]. Sigue leyendo