Brasil debate a pleno su censo de población

por Nicolás Sacco, OLAC

Durante las últimas semanas se ha dado un intenso debate alrededor de los preparativos del próximo censo demográfico en Brasil, en principio a realizarse en el año 2020. Redes sociales, medios de prensa, listas de e-mail, publicaciones y otros canales de comunicación, han estado mostrando la diversidad de opiniones y perspectivas alrededor del operativo censal.

La discusión se centra por su financiamiento, en un contexto de cambio estructural de la economía brasilera, pero también por su contenido. Esta situación llevó al despido de directivos contrarios a los ajustes presupuestarios. En su lugar, Eduardo Rios-Neto, profesor emérito de la UFMG (1), asumirá el desafiante rol de Director de Investigación del IBGE.

No sólo se están evaluando las posibilidades de restringir el monto total de asignaciones sino que además la intención es modificar conceptos (acortar cuestionario en cierto tipo de preguntas, por ejemplo). Ambas objetivos no siempre van de la mano. La Asociación Brasilera de Estudios de Población (Abep) ha incorporado dentro de su página un sitio web exclusivo donde recopila la mayor parte de esos debates.

Sigue leyendo

Lições aprendidas para a garantia de um censo de qualidade

por Gabriel Borges

Um censo demográfico de qualidade requer, minimamente: cartografia e listagem de domicílios atualizadas; organização logística e operacional; clareza e consistência conceitual; boa capacitação; supervisão dos trabalhos de campo; estratégia de comunicação e sensibilização; qualificação dos recenseadores (UNSD, 2017; CEPAL, 2011; DANE, 2014).

O cumprimento desses requisitos depende, contudo, de questões estruturais do Instituto Nacional de Estatística (INE) que executa o censo e das condições oferecidas pelo poder público e sociedade que o apoiam.

Sigue leyendo

Disparidad Censal

por Byron Villacís

 

La digitalización de la estadística, las redes sociales y el periodismo de datos ha provocado un espejismo sobre nuestra historia. Hoy en día tendemos a olvidar que las fuentes de información tradicionalmente están afectadas por la heterogeneidad en la calidad y cantidad de datos generados por las herramientas de medición social.

Sigue leyendo

Censo de derecho. Comentario al conteo de población

por Iván Williams, Max Planck Institute for Demographic Research

Si nos solicitan medir la superficie de un globo mientras otra persona lo esta inflando, ¿qué es lo que medimos? Si compro el mismo helado en Finlandia y en Río de Janeiro, ¿tomo la misma cantidad de helado? ¿Cuántas personas residen en una ciudad cualquiera, si en medio de un operativo censal cambia la intención de continuar residiendo de algunos de sus habitantes (y quizás se haga efectiva antes de que algún censista visite el hogar)? En todos estos casos hay un fenómeno dinámico (un globo que crece, un helado que se derrite y una población que cambia) y una necesidad de medirlo y resumir su dimensión en un punto temporal. Un censo de derecho implica un operativo que se extiende en una ventana de tiempo y territorio predefinidos. Se caracteriza principalmente por su definición de residencia (con su regla y múltiples excepciones) y por ser un conteo de “película” (más que una “foto”).

En estos párrafos daremos una primer aproximación a la implicancia de este carácter dinámico en el resultado más importante: ¿Cuántos somos? Lo referido a la distribución de atributos (sexo, edad, residencia anterior, etc.) es más complejo, y requiere más profundidad de la que aquí se trata. Preguntas adicionales interesantes son: ¿cuán sensible es el conteo a las formas posibles de dinámica y relevamiento?, ¿dónde es conveniente colocar en el tiempo la estimación final? ¿Qué fuentes de variabilidad tiene? Aunque desde un punto de vista distinto, hace más de 50 años Keyfitz (1966) quizo resaltar el carácter estocástico de un censo cuando sugirió que podría considerarse como una realización de todas las poblaciones en el tiempo en donde las mismas condiciones demográficas prevalecieron (y prevalecerán, si se nos permite la adición).

El texto de este post se encuentra completo en formato PDF .

Dejemos de evadir los censos de derecho III – Final

por Byron Villacís

Los censos no existen para robotizar sociedades. Los censos no existen para extraer bases de datos. Los censos no existen para operar algoritmos. Los censos no existen para vanagloriar institucionalismos. Los censos no existen para probar tecnologías. Los censos no existen para experimentar. Los censos son ejercicios político-sociales de identidad social, cuyo objetivo primordial es contar a la población y saber cómo se encuentra. Los censos sirven para responder preguntas concretas: ¿Cuántos somos? ¿Estamos más viejos? ¿Más unidos? ¿Más dispersos? ¿Vivimos más? ¿Mejor? ¿Todos? ¿Quién?

Sigue leyendo

Are Fertility Differentials Converging in Argentina and Brazil?

by Nicolás Sacco & Gabriel Borges

Using census data from Argentina and Brazil, in this post we summarize trends in fertility differentials by region, education and socio-occupational group in these countries, for the last decades, assessing the hypothesis of convergence. Results show no evidence that fertility consistently converges for all variables analyzed. There are important differences in the trends between the two countries and according to the variables for which the hypothesis is assessed. Sigue leyendo

Dejemos de evadir los censos de derecho II

En la primera parte de este texto había iniciado una discusión sobre las ventajas y desventajas de los censos de derecho y de hecho. Argumenté sobre la necesidad de que la región camine hacia los censos de derecho, sobre todo debido a: (1) la exigencia de contar con información de mejor calidad, (2) la necesidad de atar información censal con el lugar de demanda y ejecución de derechos y, (3) los riesgos logísticos que supone la ejecución de un censo de hecho. En esta segunda parte amplifico esos criterios a través de un ejemplo contemporáneo. Sigue leyendo

El Método de las Componentes Demográficas en la Proyección de la Población Colombiana a partir del Censo 1993

Por: Juan de Jesús Sandoval

Como ejercicio del curso de Aplicaciones de Análisis Demográficos (AAD), del Doctorado en Demografía en el CEDEPLAR/UFMG, Brasil, presento aquí una breve descripción de los resultados de proyecciones de población para Colombia, aprovechando que en los próximos meses deben salir los resultados del Censo de la República de Colombia, el cual se efectuó 13 años después del último realizado en 2005.

El objetivo de este documento es presentar una descripción de la población en 2018, para poder compararla con los próximos resultados del Censo del mismo año y realizar las respectivas críticas. Es de aclarar que la población base utilizada fue el censo del 1993. Esta elección, se debió a las dificultades encontradas en el Censo de 2005. El reto fue entonces de cómo a partir de Censo de 1993 (proyectado a 1995), se pudieron obtener proyecciones demográficas para los próximos 30 años y compararlas con los resultados del próximo censo. Sigue leyendo

Censos y mediciones demográficas para poblaciones o áreas pequeñas

por: B. Piedad Urdinola

Los censos, por definición, son la única operación estadística que cubre la totalidad de un territorio nacional. A diferencia de cualquier otra medición tipo encuesta que, gracias a la efectividad de las técnicas de muestreo, no requieren visitar y recolectar información de todos los rincones de un país para inferir información sobre la totalidad. De allí, la importancia de un censo nacional de población que no sólo provee las características socioeconómicas y demográficas para el total nacional, sino que también recopila estos datos para los habitantes de los municipios más apartados o las poblaciones minoritarias, casi siempre olvidadas. Son precisamente estas dos poblaciones las que conocemos en demografía como población en áreas pequeñas. Si bien el término se acota originalmente para áreas geográficas pequeñas, hoy en día también se utiliza para poblaciones pequeñas en tamaño que pueden o no estar distribuidas a lo largo y ancho de un país, por ejemplo quienes hacen parte de una minoría étnica, racial, religiosa o que pueden ser categorizados por cualquier otra razón, como la población desplazada interna a causa de un conflicto. Sigue leyendo

Población y residencia habitual: ¿un problema de los censos?

Mathías Nathan

Una de las funciones principales de los censos de población (tal vez la principal) es la de realizar un recuento de la población total en cada una de las divisiones político-administrativas de un país. Como sabemos, hay dos maneras de llevar adelante este propósito: i) contabilizando a la población presente al momento del censo (de hecho o de facto) o ii) contabilizando a la población que reside habitualmente en el país (de derecho o de jure), esté o no presente en su lugar de residencia durante el operativo censal.

En principio, la clasificación de personas según el criterio de la residencia habitual no parece ser un gran problema. La mayoría de las personas suele pertenecer a un hogar en el que desarrolla su espacio de vida. Sin embargo, existen algunas situaciones en las que la residencia habitual se vuelve difusa y adquiere cierta complejidad. Es el caso de los individuos que habitan en dos o más viviendas, los que están de paso en una vivienda o los que directamente carecen de un espacio físico en dónde vivir. Por ese motivo, los censos de población deben presentar una definición precisa de residencia habitual. Si resultase ambigua o subjetiva, se corre un alto riesgo de no poder contabilizar a la población una sola vez y en el lugar correcto.

En el presente texto se discutirá una de las temáticas centrales de los censos de población, al tiempo que una de las menos abordadas en América Latina: la definición y operacionalización de la residencia habitual.

Sigue leyendo